Present of Work -

La innovación no es exclusiva de los emprendedores

"¿Para qué probar algo distinto si lo que estamos haciendo funciona?" es una frase muy escuchada en los pasillos de las empresas. ¿Por qué esta ímplicito que las disrupciones la generan los emprendedoress? Las corporaciones tienen los recursos y el conocimiento, es hora de que empujen la innovación desde adentro.

April 19, 2021

La historia se repite. Un emprendedor encuentra un problema, valida una solución, le invierten y disrumpe un mercado. En 5 años la empresa crece exponencialmente y se vuelve otra corporación lenta, burocrática y que le cuesta innovar.

¿Cómo resuelven el problema?

Son ellos los que ahora invierten en ideas innovadoras. Es muy común ver cómo las grandes corporaciones gastan millones en startups que dan sus primeros pasos, o ya están consolidados. Generalmente, son startups que apalancan su negocio actual.

Sólo en 2019, las corporaciones participaron en más de 3000 rondas de financiación que representaron 57.1 mil millones de dólares de inversión total.

¿Por qué una corporación, con todos los recursos disponibles no empuja la innovación desde adentro?

Para hacerlo, tienen tres grandes problemas:

Los que deciden están lejos del cliente

A medida que una empresa crece, necesita más gente para manejar las operaciones. Esto hace que la estructura se vuelva jerárquica, con varias cadenas de mando.

Ahora, las personas que están cerca del cliente y que escuchan sus problemas, están a muchos escalones de los decisores, por lo que las ideas que puedan empujar tienen un largo recorrido desde el descubrimiento hasta la ejecución.

Burocracia

Supongamos que la idea pasó todos los filtros y llegó a los que toman la decisión. Ahora van a necesitar la aprobación del directorio y de los accionistas, que en muchos casos no están de acuerdo en invertir en algo riesgoso y que no tiene beneficios claros en el corto plazo.

Baja tolerancia al error

¿Para qué probar algo nuevo si lo que estamos haciendo funciona? El foco de las grandes corporaciones está puesto en mejoras incrementales para sus clientes actuales. Las personas que deciden tienen objetivos claros y dependen de su cumplimiento para cobrar el bono y subir en la pirámide. Los errores cuestan caro.

Entonces, ¿es imposible innovar desde adentro?

Las corporaciones deberían buscar constantemente innovar desde adentro, pero a la vez no. Si la innovación entra en el flujo de tradicional de trabajo, no se genera. Para generar una disrupción, no se pueden respetar los procesos, armar planes de negocio y reuniones interminables. Hay que actuar.

Deben generar un espacio donde la innovación esté protegida de sus propios procesos. Equipos independientes de la estructura tradicional, con poca cadena de mando y poder de decisión dedicados a probar nuevas ideas. En territorio desconocido, hay que experimentar mucho más y empujar las ideas de otra forma. Amy Burr, Managing Director de JetBlue, lo pone en palabras:

Para acelerar la innovación dentro de la empresa, organizamos eventos donde analizamos las tendencias de la industria e invitamos a stakeholders a participar. Juntamos empleados de JetBlue con expertos externos para entender nuevas necesidades del negocio.
También armamos sprints de innovación de 12 semanas, para exponer a los colaboradores de la empresa a startups que pueden estar resolviendo problemáticas de su trabajo.

Desde que empezamos con Seeds, creemos que este es el camino. Las organizaciones tienen la posibilidad de armar espacios ajenos al día a día del negocio donde se combine el talento y conocimiento interno con el externo, trabajando de manera ágil y acortando los tiempos entre el descubrimiento de un problema hasta la solución.

Sin innovación, no hay crecimiento. Es hora de que las organizaciones confíen en que pueden hacerlo, antes de que sea tarde y se repita la historia.


Mirá más artículos similares

Suscribite a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!
¡Ups! Algo malo pasó mientras te suscribías, ¡intentalo nuevamente!