Seeds insights

El trabajo remoto como un camino hacia la sostenibilidad empresarial

En esta nota hablamos del significado de una cultura empresarial sostenible

August 16, 2021

En la última década hemos escuchado la palabra “sostenibilidad” aplicada a todo tipo de políticas, acciones y modelos. En el imaginario colectivo se confunde con el término sustentabilidad y suele representar en el ciudadano común solo acciones de buen impacto ambiental, políticas de reutilización o cuidado de recursos naturales e implementaciones de conservación ecológica. Pero ¿qué significa una cultura empresarial sostenible? No es solo dejar de usar plásticos, reciclar y cambiar las luces por otras de bajo consumo.

En el mundo corporativo la sostenibilidad tiene que ver con la creación de valor para la empresa, sus empleados y la comunidad. El beneficio debe ser igual para todas las partes involucradas. Uno de los caminos hacia la sostenibilidad que pueden tomar las empresas parte de su estructura organizacional. Los talentos o sus recursos humanos son un factor clave para impulsar una cultura corporativa sostenible. Por supuesto, primeramente, los líderes deben tener el compromiso de querer implementar cambios positivos y la compañía debe tener una estrategia de negocio sostenible (que exceda aquellas activaciones que solo tienen por objetivo mejorar su imagen).

Ahora, bien, la sostenibilidad es un modelo de gestión y atraviesa todas las áreas de la organización. En términos de gestión de talento trasciende la capacitación gratuita o el viernes casual. Las empresas sostenibles del hoy son flexibles, innovadoras, eco responsables y rupturistas.

Hace unos años, se hubiera planteado la necesidad de un espacio de trabajo adecuado que beneficie la productividad pero que también contemple la felicidad de los empleados. El caso más emblemático fue el de las oficias de Google, con comida saludable y mesas de ping pong.


Pero la híper conectividad, la big data y la pandemia, instalaron nuevos paradigmas. La calidad y estilo de vida, así como la productividad (beneficio mutuo) tiende a aumentar cuando el trabajo es realizado de forma remota. Los empleados pueden administrar su tiempo, no pierden horas en traslados y la empresa puede concentrarse en contratar talento altamente calificados.

Ahora bien, ¿cuál es el beneficio para la comunidad o para algún grupo de interés? Nos falta una parte. La modalidad de trabajo remoto no solo beneficia al empleado a distancia en cuestión, sino que posibilita, por un lado, la descentralización del empleo, y por otro promueve el desarrollo de comunidades locales. Las oficinas de las empresas líderes generalmente se encuentran en las grandes ciudades y son los jóvenes los que deben movilizarse para postularse para un puesto y mudarse en el caso de ser contratados.

El trabajo on demand posibilita que una mujer que vive en un pueblo rural pueda diseñar una web para una empresa de CABA. La relocalización ya no es una condición para quien quiere tener nuevas o mejores oportunidades laborales, y teniendo en cuenta que cada vez son más los jóvenes que eligen la educación online, esas zonas que no son centros laborales pueden desarrollarse con mayor facilidad. Si más empresas optaran por el teletrabajo, esas zonas demandarían de mejoras en las infraestructuras de comunicaciones que no solo garantizarían el trabajo de los talentos on demand sino que mejoraría la calidad de vida d ellos habitantes del pueblo y podrían generarse más oportunidades de negocio. (Turismo, éxodo de citadinos a zonas menos pobladas, etc)

Además, democratiza el acceso a los puestos de trabajo generando mayor equidad en la comunidad y reduciendo las desigualdades. Una persona que vive alejado del centro y que tiene que viajar 4 horas para llegar a la oficina, difícilmente pueda sostener ese trabajo sin mudarse, tendrá 4hs menos que sus compañeros para el ocio o la educación y su estado emocional no será el óptimo debido al cansancio. Lo mismo sucede con una persona con discapacidad para movilizarse. (Y se reducen los gases contaminantes producto de los traslados)

Empezar a implementar políticas que posibiliten, de a poco, la contratación de talentos remotos impacta sobre la cultura empresarial y ayuda a las organizaciones a acercarse a un modelo de negocio sostenible a largo a plazo con foco en la gestión de sus talentos. Además, las empresas que apuesta por el trabajo remoto tienden a ser percibidas como visionarias, competitivas, innovadoras y con mirada de mundo. Los talentos y la forma en la que trabajan son reflejo de los valores de cualquier compañía.

Mirá más artículos similares

Suscribite a nuestro blog

¡Gracias por suscribirte!
¡Ups! Algo malo pasó mientras te suscribías, ¡intentalo nuevamente!